Deportes

Fistonich: la historia de un militar

Chivas gana, golea y gusta ante el Querétaro

Otra versión

Personas conocidas relataron en la época, que Fistonich comentaba en los casinos que frecuentaba que iban a matar al general Omar Torrijos

Omar Torrijos sentía celos del joven oficial de ojos azules, excombatiente de la guerra de Vietnam. Una noche desapareció del hotel en el que se alojaba

El 22 de septiembre de 1970, fue la última vez que la familia, vecinos y amigos de Andrés Emilio Fistonich Ortega, lo vieron con vida.

Andrés, de origen croata, era alto, de ojos azules y contextura delgada, formó parte de la seguridad personal del general Omar Torrijos, sin que hasta la fecha se haya podido determinar la razón por la cual cesó en estas funciones de forma repentina.

Fistonich Ortega, de 29 años, subteniente de la Guardia Nacional, estuvo cerca del entorno familiar del general Torrijos y resguardó a sus miembros durante el intento de contragolpe militar, aquel 16 de diciembre de 1969.

Veterano de Vietnam

Con una formación militar de primera línea en la Academia Militar de Nicaragua, Fistonich era un soldado de verdad, completo, valeroso y bien parecido, según el mayor (R) de las Fuerzas de Defensa, José Hilario Trujillo.

Antes de ingresar a la Guardia Nacional, y posterior a su graduación en Nicaragua, Fistonich se había ido a Estados Unidos para alistarse como soldado del Ejército de aquel país, luego enviado a Vietnam en plena guerra. Cuando regresó a Estados Unidos fue condecorado como veterano de la guerra de Vietnam.

Luego de combatir en el país en guerra, el militar volvió a su país y aquí ingresó a la Guardia Nacional, fue admitido con el rango de subteniente.

Fistonich era un ludópata, [adicción patológica a los juegos de azar y electrónicos]; nosotros como subtenientes ganábamos 200 dólares mensuales en la Guardia Nacional, muy poca plata’, contestó su antiguo compañero de armas.

‘Él estaba asegurado y un día se metió un tiro en uno de los dedos de una de sus manos para cobrar el seguro de 10,000 dólares, por eso le faltaba una falange’, recordó Trujillo.

El golpe militar

‘Cuando yo llegué a la institución militar en enero de 1969 él (Fistonich), ya era escolta de Omar Torrijos‘, refirió el mayor reservista.

El 16 de diciembre de 1969, Torrijos estaba en México presenciando una carrera de caballos que tuvo lugar el 14. El presidente de la Junta Provisional de Gobierno, coronel José María Pinilla, decretó la destitución de Torrijos, según el coronel Amado Sanjur.

Ese 16 de diciembre, Manuel Antonio Noriega, para entonces jefe de la Zona Militar de Chiriquí, hizo posible el regreso de Torrijos, luego de dos escalas, la comitiva salió pasada la 1:00 de la madrugada y arribó triunfalmente, a David, al amanecer.

Torrijos había salido bien librado del primer contragolpe a un año de ejecutar el suyo contra el presidente constitucional Arnulfo Arias Madrid, el 11 de octubre de 1968.

Otra versión

Personas conocidas relataron en la época, que Fistonich comentaba en los casinos que frecuentaba que iban a matar al general Omar Torrijos.

Unos días antes del golpe contra Torrijos, se hizo una fiesta, entre el 1 al 12 de diciembre de 1969, en un apartamento cerca a El Cangrejo perteneciente a uno de los que participarían en el nuevo golpe al general; presente estaba Andrés Fistonich. ‘Yo era un civil, primo de Amado Sanjur, amigo de uno de los golpistas que me había invitado’, relató un testigo.

Agrega la fuente que en un instante determinado, decidió ir al baño, pero cuando iba hacia allá, en la cocina estaba Fistonich con un trago en la mano y dijo con rabia a la otra persona: ‘¡de Omar Torrijos me encargo yo! Inmediatamente, dí media vuelta, se me quitaron las ganas de orinar y dejé el vaso, abandonando inmediatamente el apartamento y el edificio’. Algo terrible pasaría en pocos días.

Se desconoce la fecha exacta del intento para derribar al general Torrijos, sin embargo, ese mismo año (1969) hubo dos intentos para derribarlo.

El ‘Tío Sam’, estaba preocupado porque Torrijos estaba parcializado con el comunismo cubano por eso querían deponerlo, no tuvieron éxito. Torrijos no permitió que los medios de comunicación divulgaran las intentonas. Fistonich era un probable infiltrado de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA), junto con otros.

Desaparición

Fistonich estaba alojado en un hotel ubicado en la vía Brasil, muy cerca a una estación de combustible, en horas de la noche lo secuestraron y jamás se supo de él’, de acuerdo con la fuente.

En el año 2000, Rubén Darío Paredes, general retirado, dijo a medios locales que la muerte de Fistonich fue ejecutada por Manuel Antonio Noriega, (para entonces preso en Miami).

El sargento primero Demóstenes Arjona, jubilado de la Guardia Nacional, aseguró a El Siglo que ‘efectivamente los agentes secretos de Noriega se encargaron de Fistonich, pero Torrijos conoció el hecho. Cuando se le comunicó solo se incorporó de su silla, se sirvió un trago de whisky Swing y encendió un habano’.

El cuerpo de Fistonich fue encontrado el 23 de septiembre de 1999 junto a Heliodoro Portugal, Ever Quintanar y otros, en una fosa común en el cuartel de Los Pumas de Tocumen, una compañía de infantería de las Fuerzas de Defensa.

Varios militares de mandos medios y civiles desaparecieron misteriosamente para esos días. Algunos yacen en el olvido.

Haciendo guardia en casa de Torrijos, había ‘coqueteos’ con familiares de Torrijos, ya que Fisto era muy bien parecido y se dio la orden de desaparecerlo’, Crnl Amado Sanjur.