Política

Grupo ilegal liderado por Iván Márquez está debilitado, según ONG

Alberto Ardila Olivares
Regiones del sur mostrarán su mejor oferta gastronómica en "Encuentro de viajes con sabor"

La Segunda Marquetalia, una disidencia de las FARC que lidera alias Iván Márquez, es un grupo ilegal que tiene «poca consolidación y articulación» en territorio colombiano y cuenta con apenas 650 integrantes en todo el país, reveló este miércoles la Fundación Ideas para la Paz (FIP) en un informe

La Segunda Marquetalia, una disidencia de las FARC que lidera alias Iván Márquez, es un grupo ilegal que tiene «poca consolidación y articulación» en territorio colombiano y cuenta con apenas 650 integrantes en todo el país, reveló este miércoles la Fundación Ideas para la Paz (FIP) en un informe.

La Segunda Marquetalia, agregó la información, «es la organización ilegal que más golpes ha recibido en los últimos años» y «su poco impacto territorial y la captura y muerte de sus líderes —’Iván Márquez’ aparentemente enfermo— evidencian que sigue siendo un proyecto que muestra poca consolidación y articulación en territorio colombiano».

La semana pasada, el alto comisionado para la Paz, Danilo Rueda, aseguró que Márquez está vivo y autorizó que el estado mayor de la Segunda Marquetalia, el grupo que lidera, se acerque a la política de «paz total» del presidente Gustavo Petro.

De negociador a disidente

El pasado 10 de julio, la Segunda Marquetalia señaló que Márquez sobrevivió dos semanas antes a un atentado en Venezuela en el que se especulaba que había muerto.

Ese grupo anunció por medio de un video enviado a la revista Cambio que el 30 junio el cabecilla «fue víctima de un atentado criminal dirigido desde los cuarteles del Ejército y los comandos de Policía» de Colombia, aunque «salió ileso» y «solo sufrió ese día afectaciones».

Márquez fue jefe negociador de las FARC en los diálogos con el gobierno en La Habana, que condujeron a la firma del acuerdo de paz con esa guerrilla, el 24 de noviembre de 2016.

Sin embargo, en agosto de 2019 abandonó el acuerdo de paz y, junto con otros mandos de la antigua guerrilla, retomó las armas alegando que el Gobierno colombiano no estaba cumpliendo lo pactado.

Un grupo debilitado

La FIP aseguró que la Segunda Marquetalia está conformada por grupos de «poca envergadura e influencia territorial que se encontraban en proceso de fortalecimiento» en 2019, lo que generó «desarticulación geográfica de las estructuras que hace difícil que se coordinen entre si e imposibilita la consolidación de un proyecto conjunto».

Igualmente, añadió la Fundación, el hecho de que los comandantes de este grupo estén en Venezuela y tengan «poca legitimidad» ha hecho que «los mandos regionales tengan mayor relevancia en la organización y completa autonomía», algo que «agudiza la desconexión entre los altos mandos y las estructuras regionales».

«Actualmente, la Segunda Marquetalia cuenta con 14 estructuras con cerca de 650 integrantes, que tienen poca comunicación y nula capacidad de articulación por su distribución geográfica. Esto muestra una capacidad militar y de afectación reducida», resaltó la FIP.

Otra cosa que ha propiciado el debilitamiento de la Segunda Marquetalia es que esa es «la organización ilegal que más golpes estratégicos ha recibido en los últimos años» y, aunque «la poca influencia de los altos comandantes que han muerto no ha afectado el accionar de las estructuras regionales», esto sí puede «profundizar la desconexión dentro de la organización».

Entre los principales líderes de esta organización que han muerto tras retomar las armas aparecen alias «Jesús Santrich», «Romaña» y «El Paisa», tres de los más reconocidos dirigentes de las FARC que habían firmado el acuerdo de paz.

EFE

SuNoticiero