Política

Los cerebros detrás de la franja electoral que marca el tramo decisivo de cara al plebiscito

Las cabezas del grupo son Christopher Murray, como director general; Andrés Martinoli –periodista que cumplió el rol de encargado de comunicaciones de Convergencia Social y fue asesor del exconvencional Ignacio Achurra–, como director de contenidos; y Viviana Lobos, en la labor de productora

Con la aparición del abogado Tomás Jordán y la actriz Paola Volpato en el espacio del comando del Apruebo, conformado por los partidos del conglomerado de gobierno (Apruebo Dignidad), la música de artistas como Joe Vasconcellos en el segmento de Movimientos Sociales y la aparición de la ex Presidenta Michelle Bachelet desde el Partido Socialista, figuras políticas, guionistas y montajistas esperan expectantes el debut de los primeros capítulos de sus franjas televisivas, este viernes 5 de agosto. Pero quienes mueven los hilos son los directores audiovisuales, siempre comandados por las coordinaciones de los partidos. Christopher Murray –director de “El Cristo ciego” (2016), cofundador de MAFI (Mapa Fílmico de un País) y miembro de Revolución Democrática– es uno de los cerebros detrás de Apruebo Dignidad. Dentro de su portafolio se encuentra haber participado del documental “Propaganda” (2014), que siguió la campaña presidencial de 2013 y que dirigió junto a Israel Pimentel y Maite Alberdi. Como encargada de los testimonios figura Joanna Reposi, directora de “Lemebel“, y como guionista Elisa Eliash, quien coescribió el largometraje “El Bosque de Karadima. El actor Alejandro Goic, exjefe de la campaña de Yasna Provoste en la pasada presidencial, dirige la producción del PS. Desde Movimientos Sociales el trabajo creativo está a cargo de ocho productoras independientes, como el Sindicato Nacional Interempresa de Profesionales y Técnicos del Cine y Audiovisual (Sinteci) y Nosotras Audiovisuales. Y desde el comando del Rechazo, conformado por Chile Vamos, el Partido Republicano y nueve agrupaciones de la sociedad civil, está Freddy del Pino, socio de Cueca Films, la empresa audiovisual que trabajó en la primaria presidencial de Joaquín Lavín (UDI) en 2021. Compartir Twittear Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

Eran las 9 a.m. del miércoles cuando miembros del equipo de la franja integrada por los partidos de Apruebo Dignidad y la organización Aprueba x Chile salían del Consejo Nacional de la Televisión (CNTV), en Providencia. Acababan de dejar los capítulos del primer y segundo día de la franja. 

Estos grupos que trabajan en conjunto tan solo representan a uno de los 13 comandos inscritos en el CNTV que debutarán este 5 de agosto en la franja electoral televisiva para el plebiscito por una nueva Constitución.

La opción Apruebo saldrá primero, a partir de las 12:45 horas, tras un sorteo realizado por el CNTV. Una vez termine dicho espacio, el Rechazo tendrá los mismos 15 minutos para expresar sus ideas.

Mientras los partidos de la oposición decidieron unirse en un solo comando y, según lo que aseguran, ponerse detrás de nueve organizaciones de la sociedad civil inscritas en el Servicio Electoral (Servel) para hacer campaña por la opción Rechazo, los partidos oficialistas por el Apruebo se dividieron de cara a la propaganda televisiva.

“Lo que vamos a ver en pantalla es una ensalada de todo”, señalan desde la interna de la centroizquierda. Sin embargo, aunque hay un gran temor de que la inexistencia de una línea común vaya a entorpecer el despliegue televisivo del Apruebo, aseguran que igualmente será “interesante mostrar la diversidad de este mundo de la centroizquierda. Eso es un elemento importante de considerar, que podría atraer a diversos grupos”. Hay quienes afirman que falta una figura convocante como la que, dicen, fue Genaro Arriagada (DC) con el NO en 1988, quien se dedicó meses antes del inicio de las campañas a agrupar a los distintos partidos de la izquierda. 

Tal es la independencia del trabajo que ha llevado en términos de franja televisiva el comando del Apruebo, conformado por los partidos oficialistas y apostado en Londres 43, que al interior de Socialismo Democrático admiten que las únicas reuniones que han mantenido sobre el espacio de propaganda televisiva han sido para coordinar operativamente la entrega de los productos, y solo porque el CNTV les exige entregar los capítulos como pack .

“Diseñando un camino de certezas” (Apruebo Dignidad) El equipo de la franja de Apruebo Dignidad –es decir, Frente Amplio, Partido Comunista y Federación Regionalista Verde Social– con Aprueba x Chile –grupo de organizaciones sociales, entre ellas, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y Abogadas Feministas de Chile (Abofem)–, cuenta que antes de que se dispusiera de una propiedad arrendada por el Partido Socialista (PS), Londres 43, como la Casa del Apruebo, trabajaban reuniéndose en sus casas y en alguna ocasión en la sede de Revolución Democrática (RD). “Fuimos los primeros en entrar –a la denominada Casa del Apruebo– para poder llegar bien a la fecha”, cuentan. “Si no entregas un capítulo, es muerte”, ironizan.

Las cabezas del grupo son Christopher Murray, como director general; Andrés Martinoli –periodista que cumplió el rol de encargado de comunicaciones de Convergencia Social y fue asesor del exconvencional Ignacio Achurra–, como director de contenidos; y Viviana Lobos, en la labor de productora.

Murray es director audiovisual por la Universidad Católica y Master en Antropología Visual por la Universidad de Manchester. Es miembro de Revolución Democrática y trabajó en la campaña para diputado del actual ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, y en la presidencial de Beatriz Sánchez.

Es cofundador de MAFI (Mapa Fílmico de un País), organización sin fines de lucro que se dedica a desarrollar documentales que contribuyan a la memoria visual de Chile. Allí participó en el documental Propaganda (2014), que siguió la campaña presidencial de 2013 y que Murray dirigió junto a Israel Pimentel y Maite Alberdi, entre otros, y también fue uno de los directores de Dios, una visita incómoda (2019), donde documentó la visita en 2018 del Papa Francisco a Chile. En ficción ha filmado los largometrajes Manuel de Ribera (2010) y El Cristo ciego (2016).

Malu Furche es una de las guionistas. Este año publicó su primera novela, Islas de calor , que a través de distintos cuentos tenía como escenario una crisis climática que se sale de control. Elisa Eliash, guionista, es otra de las integrantes, quien coescribió los largometrajes El bosque de Karadima (2015) y Sin norte (2015). Eliash expresa que le tocó hacerse cargo de piezas “con mucho humor” de la franja, lo que considera “una herramienta exquisita para conectar con la audiencia”.

Entre los directores de piezas está Joanna Reposi –como encargada de elaborar los testimonios–, quien dirigió los documentales Locos del Alma (2002) y Lemebel (2019), entre otros. En este último perfiló al escritor y artista visual durante el final de sus días. Otra es Nayra Ilich, que dirigió el largometraje Metro Cuadrado (2011), seleccionado por el Festival Internacional de Cine de Valdivia. También participan del núcleo de la producción de la franja, como directores audiovisuales, María Paz González, Bernardo Quesney, Moisés Sepúlveda y Matías Rojas; como guionistas, Javier Manrique y Fabricio Copano; y como asistentes de producción, Nicolás Valenzuela y Rosario Espinosa.

Al interior del grupo señalan que el lema de la franja es “Dibujando el Chile del mañana, un Chile mejor. Diseñando un camino de certezas”. Y el director Cristopher Murray asegura que, más que consignas, a lo que apuntan es a tener un relato: “Demostrar cómo el Apruebo nos permite caminar con seguridad a una mejor calidad de vida, a diferencia del Rechazo que, simplemente, nos mantiene en el estancamiento. Dando información y mostrando la repercusión real del texto constitucional en la vida de las personas”.

En la interna del equipo de producción adelantan que Tomás Jordán, el abogado constitucionalista, académico de la Universidad Alberto Hurtado y corredactor del proyecto constitucional que Michelle Bachelet presentó en 2018 poco antes de terminar su segundo mandato, y Paola Volpato, actriz de la película Tres noches de un sábado (2002) y de teleseries como ¿Dónde está Elisa? (2009), Pituca sin lucas (2014), entre otras producciones, serán parte de algunos episodios. Además, detallan que la música no la encargaron a un artista nacional, sino que elaboraron “un himno que venimos trabajando desde hace meses” y que se asemeja a un “vallenato tipo teleserie de Mega “.

Desde el equipo de producción cuentan que, además de los derechos sociales, se abordarán temas como seguridad, protección del consumidor, corrupción, abuso. Y que se vienen productos variados: “Desde trabajos documentales, ficciones, storytelling , animaciones, personajes de alta confiabilidad que estarán comunicando el mensaje de la nueva Constitución”.

“Aprobamos firmes y convencidas” (Movimientos Sociales) La franja de Movimientos Sociales –grupo derivado del colectivo de la Convención Constitucional y que reúne en su interior agrupaciones como la Coordinadora Feminista 8M, el Movimiento de Defensa por el Acceso al Agua, la Tierra y la Protección del Medioambiente (Modatima); además de gremios como el Colegio de Profesoras y Profesores, y el Sindicato de Trabajadoras de Casa Particular, entre otros– tiene un equipo audiovisual interno encargado de la franja. Está compuesto por una productora ejecutiva, Jimena Royo, hermana de la exconvencional Manuela Royo e integrante de Modatima; un encargado de la dirección general de la franja, Gonzalo Oñate; y una montajista general, Fernanda Montero, parte de la Coordinadora 8 de Marzo.

La tríada coordina la labor de las ocho productoras independientes que trabajan con ellos, como el Sindicato Nacional Interempresa de Profesionales y Técnicos del Cine y Audiovisual (Sinteci) y Nosotras Audiovisuales. Describen que cuentan con más de cien voluntarios y, entre ellos, treinta son del área audiovisual.

La hermana de la exconvencional estudió Ingeniería en la École Polytechnique de Francia, realizó un magíster en procesamiento de medios digitales, es doctora en Física-Matemática por la Universidad de Versalles, y actualmente es académica en la U. de Santiago; Oñate es periodista de la U. Diego Portales y tiene un diplomado en Migraciones y Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid; y Fernanda Montero estudió Comunicación Audiovisual en el Duoc, Estética en la U. de Chile, y hoy se dedica a la posproducción de programas de televisión. 

Actores que aseguran serán parte de sus productos son el famoso por su interpretación del padre de familia en la serie Los 80 , Daniel Muñoz, Nona Fernández –también guionista–, María Izquierdo y Claudio Arredondo. Además, relatan en la interna que tendrán colaboraciones de artistas como Joe Vasconcellos, Evelyn Cornejo, y sin especificar si ya está cerrado o no, dicen que también están en conversaciones con Illapu.

Explican que convocan de manera diferenciada a organizaciones y dramaturgas dependiendo del tema de la franja. Los temas relativos a género, paridad, derechos sexuales y reproductivos, educación sexual integral, vida libre de violencia de género, reconocimiento del trabajo doméstico y de cuidado lo dejaron a cargo de tres escritoras: Alejandra Costamagna –estudió periodismo en la Universidad Diego Portales, fue redactora de la sección Cultura y Espectáculos del diario La Nación y ha publicado once libros, ganando el Premio Altazor en una ocasión; entre sus títulos está Junta de vecinas. Antología de narradoras chilenas contemporáneas , del que también participó Nona Fernández–; Alia Trabucco –estudió Derecho en la U. de Chile y realizó un doctorado sobre Literatura Latinoamericana en University College of London; además, dictó un curso en la U. Católica en 2019, para el Magíster en Estéticas Americanas, en un momento que justo coincidió con el desencadenamiento del estallido social en octubre–; y Mónica Ramón Ríos –”escribo sobre experiencias migratorias, cine, literatura de mujeres, archivos decoloniales, objetos perdidos y sexualidad”, es como describe su profesión en su biografía; entre sus publicaciones está El cine de mujeres en postdictadura (2010) y la compilación Literaturas y feminismo (2018). 

Karina Nohales, vocera de la Coordinadora Feminista 8M e integrante del comando de Movimientos Sociales, resalta que el texto propuesto “es una Constitución que especialmente nos recoge a las mujeres, a las niñas, a las disidencias y diversidades sexuales, poniendo al centro los trabajos domésticos y de cuidado, los derechos sexuales y reproductivos, el derecho a una vida libre de violencia, y la participación política de los sectores históricamente excluidos”. Por esto explica que desde la franja el llamado será a “votar Apruebo desde el amor y desde el cuidado que están recogidos en esta Constitución. Aprobamos firmes y convencidas, es un llamado para hacerlo sin apellidos”.

Puntualizan que los clips no fueron escritos solamente por guionistas. En el caso de la elaboración del capítulo de vivienda, cuentan que Eduardo Gaita, como director audiovisual, y Keka De Luca, como productora, se coordinaron con Julia Espinoza, la vocera de la agrupación por la vivienda Luchadores de Lo Hermida.

“Por el Chile que queremos” (Partido Socialista) Además de la confirmada aparición de la ex Presidenta Michelle Bachelet en alguno de los capítulos de la franja del Partido Socialista (PS), aseguran que también serán parte exconvencionales y un miembro del mundo del arte de renombre nacional. Afirman en la interna que el lema es “Por el Chile que queremos”, y agregan que la franja tendrá música chilena y el Himno Nacional.

Los realizadores son Alejandro Goic y José Luis “Pepe” Torres. En enlace y bajada política, está Nicole Cardoch, vicepresidenta del PS. Goic es ​​actor, militante socialista, y fue jefe de campaña de Yasna Provoste. Estudió Teatro en la U. de Chile y figura en los listados de la Comisión Valech como exprisionero político durante la dictadura.

Torres estudió agronomía forestal en la U. Austral de Chile, pero en sus años universitarios comenzó a participar en la compañía de teatro de su casa de estudios. Más tarde hizo trabajo de productor, jefe de producción y técnico profesional en varios largometrajes chilenos, en colaboración con algunos cineastas como Miguel Littín, Gonzalo Justiniano y Andrés Wood. Con la productora Kino Torres produjo y dirigió los documentales No One Uses Typewriters Anymore (2020), en conjunto con el poeta y Premio Nacional de Literatura Raúl Zurita, y Take Berlin (2021).

“Necesitamos una mejor escrita, con amor y no con rabia” (Comando del Rechazo) Las personas designadas como enlaces entre los partidos y las agrupaciones de la sociedad civil que se inscribieron en el Servel en apoyo de la opción Rechazo, son los encargados de traspasar a Freddy del Pino (director de la franja) –socio de Cueca Films, empresa audiovisual que trabajó en la primaria presidencial en 2021 de Joaquín Lavín (UDI)– lo que les transmiten las organizaciones al interior de la Casa Ciudadana del Rechazo y, en paralelo, van comentando a los partidos la dirección que está tomando la producción.

Cada partido designó una persona que funciona como enlace con las agrupaciones sociales que decidieron incluir. RN nombró al exconvencional constituyente Bernardo Fontaine; la UDI, al académico de la UDD, Gonzalo Müller; Evópoli, al exdirector de la Secretaría de Comunicaciones (Secom) durante el Gobierno de Sebastián Piñera, Jorge Selume; y Republicanos asignó al abogado Marco Antonio González.

El mensaje principal de la franja es que “necesitamos una mejor escrita, con amor y no con rabia”, explican. “Con amor a Chile, a la familia, a las tradiciones. Y por el amor a lo bien hecho”, añaden. Describen que estará basada en las emociones, así como el adelanto que difundieron el miércoles, y que otros mensajes que estarán presentes son “Si la lees la rechazas” y “Si está mala, está mala”.

En la interna aseguran que no habrá rostros sino ciudadanos, y que estará Carlo Siri, quien el 4 de febrero pasado figuraba en la puerta de su local, con un rifle a postones apuntando a una turba que amenazaba con ingresar y saquear su restaurante. La idea, dicen, es que “los ciudadanos manifiesten por qué rechazan, por qué no se ven representados, y qué echan de menos en la propuesta constitucional”.

De acuerdo con información de la organización de la franja de Chile Vamos con el Partido Republicano, se cedió el espacio que tendrá el conjunto de partidos en la televisión desde el 5 de agosto a nueve organizaciones de la sociedad civil, como Salud Libre, No Más Víctimas, Mi Derecho a Educar, Mentoras, Cabilderos, Coordinadora Nacional de Movimientos Ciudadanos, Educación Libre y Diversa, Con Mi Plata No y Apyme. Todas se inscribieron como organización ante el Servicio Electoral (Servel), lo que les permite recibir aportes y rendir gastos de campaña.

Este vínculo, afirman desde las organizaciones sociales, es el único que tienen con los partidos de la centroderecha y se trata de reuniones para planificar las temáticas que se abordarán en los minutos de franja de los grupos de la sociedad civil.

Felipe Costabal, periodista y máster de la Universidad de Navarra, actualmente profesor de marketing digital en la Universidad de Los Andes, que colaboró en la campaña presidencial de José Antonio Kast y a quien se le atribuye el jingle “Vota 2, vota Kast”, dirigirá la campaña digital, sin embargo, señalan que igualmente está siguiendo de cerca de lo que es la producción de la franja del Rechazo.

“El gran desafío de la franja es recoger el sentir mayoritario por el Rechazo que es muy diverso, y que no tiene que ver con ninguna campaña política previa. Porque tenemos un componente ciudadano muy potente, que tiene distintas razones para rechazar”, explica Bernardo Fontaine. Agrega que “por el lado político tenemos gente de la centroizquierda, DC, gente de derecha de distintos tipos. Es bueno insistir en que hay personas dentro de este grupo que votaron Apruebo en el plebiscito de entrada, e incluso algunos por Boric”.

PPD y PL: cambios concretos a la nueva Constitución Entre el Partido por la Democracia (PPD) y el Partido Liberal (PL) están construyendo la franja en conjunto. El diseño consistió en que las directivas y secretarías generales de ambas colectividades fijaban los lineamientos generales, para que después Marca –empresa argentina que contrataron– armara el guión, y más tarde lo implementara la agencia Quijote Films. En la interna aseguran que el PPD trabaja con ellos hace años. La segunda es una productora chilena de cine independiente cuyo próximo estreno en cine es Blanquita , cinta inspirada en el caso Spiniak.

Cuentan que aparecen la presidenta de la colectividad, Natalia Piergentili, y el parlamentario y actual co-coordinador del comando del Apruebo de los partidos oficialistas junto a Karol Cariola (PC), Vlado Mirosevic (PL).

“La política no puede ser solo de independientes”, recalca el presidente del Partido Liberal, Patricio Morales, al ser consultado por qué se eligió como rostros a figuras políticas. “También tiene que haber gente que se sitúe en un espacio programático. Creemos que la decepción que hubo con la Lista del Pueblo es fehaciente de eso”, sostiene.

Describe que han identificado que las personas esperan certezas y por esto decidieron levantar a Piergentili, ya que fue “la primera apertura para este documento de ‘Aprobar para mejorar'”. “Consideramos que lo que más espera la ciudadanía es que haya un contenido sincero, genuino y no impostado, de actores. También queremos reivindicar la política. Queremos que aparezcan y hablen personas que están a cargo de la implementación de este texto”, agrega.

En la interna plantean que se van a proponer “cambios concretos a la propuesta constitucional” durante los clips . Uno de los objetivos de la franja, puntualizan, es mostrar que “si bien es necesario hacer mejoras en ciertos puntos de la propuesta constitucional, nos parece que la jerarquía de los logros es mayor. Aunque se tenga que modificar el funcionamiento de la justicia en el nuevo texto, eso no se compara con el logro de tener un Estado social de derechos, que estamos esperando hace 200 años como progresismo”.

Personas de los otros partidos de Socialismo Democrático admiten que existen ciertos reparos a la idea del dúo PPD-PL de plantear cambios concretos, ya que evalúan que “la forma en que lo abordaron es muy cruda. Demasiado directo en contra de la Convención”.

Apruebo para unir a Chile” (Partido Radical) Por el Partido Radical (PR) describen que la directiva elaboró una definición política y se le encomendó a Juan Avendaño darle una bajada creativa: propuso el lema “Apruebo para unir a Chile“. Avendaño se licenció de Periodismo en la Universidad Católica de Valparaíso y ha sido durante años jefe de comunicaciones del PR.

Relatan que el periodista, en conjunto con el director audiovisual Claudio Figueroa, la secretaria general Lorena Saldías, y el tercer vicepresidente nacional del PR, Gonzalo Bascuñán, definieron un trabajo creativo para poder llevarlo a imágenes.

Estarán Leonardo Cubillos, el nuevo presidente de la colectividad; Lorena Saldías, secretaria general; y los expresidentes del partido, José Antonio Gómez –quien fue ministro de Justicia en los gobiernos de Eduardo Frei Ruiz-Tagle y Ricardo Lagos– y Ernesto Velasco –quien fue intendente de Santiago (1998-2000)–. Sobre el resto, aseguran que se tratará de una generación nueva de radicales, además de rostros ciudadanos. Con convencionales no trabajaron, ya que el único que llegó con su cupo fue Renato Garín y hoy está por el Rechazo.

Según Avendaño la definición política de la directiva del PR es “ver el nuevo texto constitucional como un punto de partida para las grandes transformaciones de Chile“. Así, cuenta que se entendió que en 2020 la gente impuso “con una mayoría abrumadora cambiar el texto del 80”. “Nuestra conclusión es que esos cambios se asientan en un espíritu colectivo de bienestar que se asocia a construir un país que derrote la desigualdad y sea capaz de ver el futuro con perspectiva nacional. Desde ese punto, hemos dicho que la unidad es la condición necesaria para que esos cambios sean posibles”, subraya.

En la interna detallan que se discutió no transformar la franja “en un punto de discusión política respecto de la Constitución”, sino que en un espacio “de esperanza, de encuentro y de unión”. “Si le ponemos contenido político, lo que vamos a hacer es dividir. Decidimos apelar al humor”, terminan diciendo. 

Síguenos en