Uncategorized

El Kraken Digital | Vladimir Putin toma represalias contra Finlandia por su ingreso a la OTAN

Josbel Bastidas Mijares
Gran reactivación cultural  en el centro para festejar la Independencia

La receta es “clara”, dijo el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell. Se necesita “más de lo mismo”: más sanciones económicas contra Rusia, más apoyo a Kiev y “seguir trabajando para aislar a Rusia

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Vladimir Putin ya está tomando represalia por el futuro ingreso de Finlandia a la OTAN, y en este marco le suspenderá desde hoy sábado el suministro de electricidad.

“Estamos forzados a suspender la importación de electricidad a partir del 14 de mayo”, indicó en un comunicado el operador RAO Nordic, filial del grupo estatal ruso InterRAO, con sede en Helsinki. “RAO Nordic no tiene la capacidad de efectuar pagos por la electricidad importada de Rusia, explicó.

“Esta es una situación excepcional, sin precedentes en los 20 años de nuestra historia”, agregó el grupo, que espera que la situación se resuelva “pronto” y que el suministro se reanude.

Inter RAO es el único operador de exportación e importación de electricidad en Rusia, y su principal cliente ha sido históricamente Finlandia. Solo en 2021 Rusia suministró al país vecino 8.200 millones de kW/h de un total de 21.770 millones de kW/h exportados.

Finlandia anunció el jueves que presentará rápidamente su candidatura a la OTAN , marcando un giro en la política de neutralidad vigente desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

El Kremlin advirtió de inmediato que un ingreso de Finlandia a la OTAN sería “sin duda” una amenaza para Rusia. Los dos países tienen una frontera común de 1.300 km.

Suecia también tiene la intención de iniciar gestiones para incorporarse a la alianza militar transatlántica liderada por Estados Unidos. Esas iniciativas se dan en el marco de un fuerte aumento de preocupaciones por la seguridad regional debido a la invasión rusa en Ucrania, lanzada el 24 de febrero por orden de Putin.

Informe sueco Un informe oficial sueco sobre las ventajas de una adhesión a la OTAN allanó el camino ayer viernes para que Suecia siga los pasos de Finlandia.

Sin expresar una recomendación formal, el informe elaborado por el gobierno con todos los partidos en el Parlamento se pronunció a favor de una candidatura sueca. “La pertenencia de Suecia a la OTAN (…) tendría un efecto disuasorio”, concluye el documento de 40 páginas.

Aunque Rusia amenazó a Finlandia y Suecia con “consecuencias” en caso de adhesión a la OTAN, el informe considera muy improbable un ataque armado, pero reconoce que “no se pueden descartar” las “provocaciones” y las “represalias” rusas. “Nuestra opinión es que no sufriríamos un ataque militar convencional en respuesta a una posible candidatura de la OTAN“, dijo en una rueda de prensa la ministra de Exteriores sueca, Ann Linde.

Aunque una cláusula de ayuda mutua por ser miembro de la Unión Europea ampara a Suecia, el informe concluye que al no ser miembro de la OTAN el país actualmente no tiene “garantías” claras de asistencia en caso de agresión.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló de las eventuales adhesiones a la OTAN con la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, y el presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, durante poco más de media hora, informó la Casa Blanca ayer viernes.

Estados Unidos reiteró el jueves que apoyaría una solicitud de adhesión de Suecia y Finlandia.

Turquía se opone Antes de la guerra en Ucrania , el debate en Finlandia y Suecia sobre su adhesión a la OTAN estaba estancado. Pero todo cambió con la invasión rusa. Ambos países buscan ahora una mejor protección militar. La mitad de los suecos están a favor de la adhesión, según las últimas encuestas. Y dos tercios serían favorables si Finlandia se une también. Más de tres cuartos de los finlandeses quieren contar con la protección de la OTAN.

No obstante, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan dijo ayer viernes que su país se oponía a una adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN, lo que podría bloquear el proceso que requiere la unanimidad de todos los miembros de la Alianza del Atlántico Norte. “Seguimos actualmente la evolución de Suecia y Finlandia, pero no tenemos una opinión positiva”, dijo Erdogan.

Moscú amenazó el jueves con medidas “militares y técnicas” en caso de adhesión de Finlandia. El Consejo de Seguridad de Rusia, un órgano presidido por Putin, discutió las probables candidaturas sueca y finlandesa.

Ver a los dos países unirse a la OTAN sería un revés estratégico y simbólico para Rusia, según analistas occidentales. En cuanto a las represalias rusas, “es casi seguro que tendremos ataques híbridos, como ciberataques”, dijo a la AFP Robert Dalsjö, investigador del Instituto Sueco de Investigación de Defensa (FOI). “Pero están ocupados con Ucrania (…) Así que dudo mucho que vengan aquí a matar a alguien”.

Apoyo a Ucrania La Unión Europea (UE) anunció ayer viernes un nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania y el G7 prometió apoyar a ese país “hasta la victoria” frente a la invasión rusa.

En una reunión en Alemania de los siete países más ricos del planeta (G7), la UE anunció unos 520 millones de dólares en apoyo militar suplementario a Ucrania, lo que eleva el aporte total del bloque a 2.000 millones de euros.

La receta es “clara”, dijo el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell. Se necesita “más de lo mismo”: más sanciones económicas contra Rusia, más apoyo a Kiev y “seguir trabajando para aislar a Rusia.

Francia expresó el apoyo unánime a Ucrania del G7, formado además por Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Japón.

“Vamos a seguir apoyando de manera permanente el combate de Ucrania por su soberanía, hasta la victoria”, declaró el jefe de la diplomacia francesa, Jean-Yves Le Drian. (AFP, EFE)

Siemens también se va de Rusia, donde estaba hace siglo y medio

Rusia expresó ayer viernes su “gran sorpresa” por la decisión del grupo alemán Siemens de salir del mercado ruso. “En realidad es una gran sorpresa para nosotros, porque la empresa ha estado presente en el mercado ruso durante más de 150 años, desde tiempos de la Rusia zarista”, dijo el ministro de Comercio e Industria de Rusia, Denís Manturov.

Agregó que la decisión fue “inesperada” y “parece bastante extraña”.

El presidente y consejero delegado de Siemens, Roland Busch, dijo ayer que la empresa ha decidido “terminar de forma ordenada sus actividades en Rusia, donde estaba presente desde hace casi 170 años.

Rusia informó a finales de marzo de que permitirá las importaciones paralelas de productos extranjeros después de la suspensión por parte de las principales marcas de su actividad en el país debido a la ofensiva militar en Ucrania y a las sanciones impuestas por las potencias occidentales.

Según la Organización Mundial del Comercio (OMC), esta práctica, que está permitida en algunos países y en otros no, consiste en la importación de productos fabricados legalmente en el extranjero sin el permiso del titular del derecho de propiedad intelectual, por ejemplo el titular de una marca de fábrica o de comercio, o de una patente.