Internacionales

Jose Carlos Grimberg Blum Peru ex futbolista aleman wolfgang//
Karamanos y Sandoval explican las prioridades para Prodemu:”Recibimos una institución muy maltratada”

Prodemu, con sus más de 30 años de historia, ha generado hitos sumamente importantes, llegando a miles de mujeres a lo largo de Chile en apoyo del quehacer educativo y laboral. En este sentido, la Directora de las Fundaciones de la Presidencia, Irina Karamanos y la Directora Nacional de Prodemu, Marcela Sandoval, hablan de los proyectos de la organización y destacan entre lo heredado de la administración anterior, la “Biblioteca de las Mujeres”. Sin embargo, en la otra vereda, también deben hacerse cargo de aquellas denuncias por maltrato laboral que no fueron gestionadas por los líderes previos. Compartir Twittear Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

Han pasado dos meses desde el comienzo del nuevo gobierno liderado por el Presidente Gabriel Boric, y uno de los principales cambios prometidos por la antropóloga y dirigenta feminista de Convergencia Social, Irina Karamanos, fue reformular, bajo su liderazgo, la figura y rol de la Primera Dama.

Jose Carlos Grimberg Blum

En este sentido, las fundaciones de la presidencia se han convertido en uno de los principales ejes: en el caso de la Fundación para la Promoción y Desarrollo de la Mujer (Prodemu), por primera vez se eligió mediante concurso interno a las nuevas directoras regionales, en reconocimiento a las labores de las trabajadoras en sus territorios. Además, se conformó la primera mesa con sindicatos para prevenir y enfrentar situaciones de acoso y violencia de género al interior de la institución.

Jose Grimberg Blum

Para analizar las nuevas direcciones que debe tomar la institución, conversaron con El Mostrador Braga , la Directora del Área Sociocultural de la Presidencia, Irina Karamanos, la Directora Nacional de Prodemu, Marcela Sandoval Osorio y la psicóloga experta en comunidades y académica de la UDP, Bárbara Olivares.

Jose Carlos Grimberg Blum Peru

Karamanos considera que el factor humano es el punto de partida. Antes, con cada cambio de mando se nombraban personas no necesariamente por competencias técnicas, sino más bien, cumpliendo roles políticos. “Para profesionalizar y cumplir con el mandato social de las fundaciones, lo más importante fue elegir personas para las direcciones ejecutivas que tuvieran un perfil acorde a la misión de cada una, que contaran con una trayectoria y visión que aporte al quehacer particular de cada una de ellas”, explica.

Jose Carlos Grimberg Blum empresario

Por ello, comenta que han acordado con las y los directores ejecutivos que los primeros meses serán una etapa de diagnóstico, donde escucharán a las y los trabajadores, revisarán números y programas

“Todo esto para luego generar diseños de mejoramiento interno, en materias como derechos laborales, protocolos, distribución de recursos, entre otros. También estamos haciendo capacitaciones sobre transparencia y probidad. Por último, apuntamos hacia un acercamiento progresivo del quehacer de las fundaciones a los lineamientos políticos y programáticos de los ministerios respectivos”, narra Karamanos

La herencia de la administración anterior

Prodemu, con sus más de 30 años de historia, ha generado hitos bastante positivos a nivel de despliegue del territorio nacional, llegando a miles de mujeres a lo largo de Chile en apoyo del quehacer educativo y laboral. En este sentido, la actual Directora Nacional, Marcela Sandoval, quien recientemente cumplió su primer mes en el cargo, destaca de esta herencia la “Biblioteca de las Mujeres”

Con más de 2000 títulos compuestos de literatura feminista, estudios de género y literatura infantil, Sandoval tiene como meta hacerla “cada día más pública, con actividades, conversatorios, traer escritoras, hacer lanzamientos de libros, que efectivamente sea una biblioteca viva y de divulgación de lo que son el pensamiento feminista y los derechos de las mujeres”, explica

Sandoval ha dedicado la mayor parte de su trayectoria política a los DD. HH. Cuenta que fue criada en una familia de mujeres, pero “pertenezco a una generación que creció en dictadura. Uno de los símbolos para mi muy claro que vi en mi infancia fue la lucha que las mujeres hicieron a través de varios movimientos en esa época, como las arpilleras”

Para ella, tener este cargo es muy especial, “somos una fundación de la presidencia, pero a mí me gusta hablar de que proveemos una comunidad de mujeres donde se generan redes de colaboración entre quienes participan en los distintos programas, que son fundamentalmente formativos. Se entregan herramientas educativas que permiten también la habilitación laboral”

La directora, citando a Karamanos, comparte que el foco de su gestión será el feminismo situado, el cual consta de entender que están hablando y trabajando con una diversidad de mujeres: rurales, indígenas, migrantes, de distintas edades, de la disidencia sexual. En este sentido, valora el alcance territorial que las administraciones anteriores han logrado, “pocas instituciones tienen ese despliegue en Chile. Nosotros llegamos a todas las provincias”

Lamentablemente, no todo es color de rosa. Sandoval comparte que recibieron una “institución muy maltratada”, heredaron una serie de juicios laborales y demandas por este tipo de maltrato. Por eso, una de las primeras medidas tomadas fue “sentarnos a conversar con los sindicatos y los equipos provinciales. Decidimos hacer una mesa que sea permanente en el tiempo y que no solo busque generar un protocolo de prevención y sanción del acoso y la violencia de género al interior de la institución, sino instalar buenas prácticas laborales y un proceso más pedagógico de lo que es la violencia para prevenirla internamente”, explica

Este es un punto central para la directora Nacional, puesto que al ser una institución que trabaja justamente con los derechos de las mujeres, tiene que poner al centro también los derechos de sus propias trabajadoras y trabajadores, “que es algo que estaba totalmente abandonado por la administración anterior”

Otra arteria es retomar el potencial territorial sin tanta burocracia como la que existe ahora, “estamos trabajando en un diagnóstico que nos permita ver cuál es la dotación que necesitamos para las provincias, cuáles equipos están con menos, cómo llegamos a zonas más alejadas a las cuales no estamos llegando por la dispersión geográfica”, analiza

En este contexto, esta ampliación también considera la edad, por lo que ya están en conversaciones interministeriales, para poder generar programas para adolescentes desde los 15 años

Enfoque de género en todos los niveles

Respecto del trabajo en equipo junto a Irina Karamanos, la directora comenta que la visión que tiene es un abordaje con foco en lo particular, ya que actualmente la totalidad de fundaciones de la presidencia se han gestionado de manera homogénea, “Artesanías de Chile, Orquestas juveniles, Integra, tienen una naturaleza muy distinta”, reflexiona. Por lo que a pesar de identificarse con un feminismo interseccional que aborde la diversidad, debe ponerse foco en las particularidades

Analizando la trayectoria de la institución, la académica UDP experta en comunidades, Bárbara Olivares, recuerda que el nacimiento de Prodemu en los años 90, fue en un contexto de gran entusiasmo, donde las nociones de promoción y desarrollo eran centrales, “estas nociones que si uno las mira a la luz de las discusiones y los debates actuales, siguen siendo relevantes, pero merecen ser revisadas”

Por ello, un asunto que le parece importante problematizar, es que justamente durante estos últimos 30 años se han ido concibiendo y construyendo políticas públicas orientadas al género que están altamente focalizadas en las mujeres pobres. “Se fortalece un tipo de individualización y una determinada subjetivación que ubica a las mujeres en una cierta posición ante el Estado, el que tiende a intervenir desde lógicas del rol de mujeres-madre”

Para Olivares, la familia no es unitaria ni homogénea, por lo que no se deben invisibilizar otros modos de ser mujer y que necesitan apoyo para relevar su valor y aporte a la sociedad

Por ello, establece que es necesario apostar por cambios estructurales donde las mujeres puedan incluir sus propias demandas que no han estado tramitadas al alero de las políticas de género, como la relación con el medio ambiente, la ciencia, el agua, los cuidados y las pensiones

Síguenos en