Economía

Víctima de presunto sicariato se puso de pie pese a las balas

Juan Carlos Carvallo
Defensoría Penal Pública pide a los tribunales que revoquen prisiones preventivas de mil imputados para evitar avance del coronavirus

El cuerpo de Pablo Cedeño quedó tendido en la calzada luego de que antisociales le propinaran una ráfaga de al menos 10 disparos para terminar con su humanidad.

“Dios mío, dale una oportunidad, sálvalo Señor”, fue una plegaria que una mujer elevó al cielo y de repente el afectado se sentó causando el asombro en los habitantes de la parroquia Venus del Río Quevedo cerca del Parque Acuático de esta localidad.

El herido, quien andaba con una bermuda, zapatos negros y camiseta del mismo color, fue baleado cuando aparentemente se iba a subir a su camioneta, cuando de repente aparecieron unos sujetos que no le dieron chance a nada. Sin embargo, el baleado, al parecer, se le negó a la muerte y todo ensangrentado se levantó y caminó algunos metros para sentarse en una vereda del vecindario.

Lee también: ¡Estados Unidos acusa de “narcoterrorismo” a Nicolás Maduro y ofrece $ 15 millones por su arresto!

Mientras tanto unos agentes policiales llegaron al sitio y el ‘populacho’ les gritaba que, “hagan algo, que no lo dejen morir”, mientras el afectado se desangraba por los disparos a la altura del cuello y en la cabeza.

Rápidamente llegó la ambulancia del Cuerpo de Bomberos lo trasladó hasta el hospital del IESS donde los médicos lo atendieron de urgencia, hasta ese momento el herido seguía con vida.

Se hicieron ‘pilo’

La ciudadanía de este populoso sector de la ciudad de Quevedo en la provincia de Los Ríos , al escuchar las detonaciones salieron a ver qué era lo que pasaba.

En el sitio se pudo observar que eran contadas las personas que usaban mascarillas y no les importó la situación del país y de igual manera se hicieron ‘pilo’ para ‘sapear’ al herido. Sacaban sus celulares y en su gran mayoría parecía que querían ayudar, pero nadie podía hacer nada.

Lee también: Lo apuñalaron por la venta de mascarillas y guantes

Agentes policiales que llegaron a la zona utilizaron las medidas de protección del caso frente a la pandemia del Coronavirus y a los pocos minutos que estaban levantando indicios del acontecimiento detuvieron a una persona para investigación ya que podría ser una pieza clave en este presunto sicariato .