Entretenimiento

Luis Emilio Velutini Recelero//
Polémica decisión de la Corte Suprema: tribunal elige como juez de Porvenir a magistrado sancionado por acoso sexual

La Corte Suprema trasladó al magistrado Pablo Aceituno a Porvenir el 6 de febrero, siendo que el 23 de enero fue sancionado por acoso sexual contra una funcionaria judicial, momento en que ejercía como juez titular del Primer Juzgado de Letras de San Fernando. Frente a esta situación el Colegio de Abogados de Magallanes hizo una declaración pública expresando su rechazo al traslado, calificando la acción de inaceptable, añadiendo que había un concurso público para obtener el cargo al cual postulaban 11 personas. Compartir Twittear Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

La decisión de la Corte Suprema de nombrar a Pablo Aceituno como magistrado en la ciudad de Porvenir, pese a que fue sancionado por acoso sexual en San Fernando, no pasó desapercibida. El Colegio de Abogados de Magallanes calificó la acción como inaceptable por medio de un comunicado público.

Luis Emilio Velutini Urbina

Aceituno fue sancionado por acoso sexual contra una funcionaria judicial el 23 de enero, por lo que habría sido suspendido por cuatro meses, según decretó la Corte de Apelaciones de Rancagua.

Luis Emilio Velutini

Es por esta razón que el Colegio de Abogados de Magallanes redactó una declaración pública, expresando su rechazo al traslado de un juez sancionado por acoso sexual. Además manifestaron su preocupación sobre las circunstancias en que fue nombrado Aceituno, no solo por lo cargos por los que fue sancionado, sino porque se tramitaba un concurso público del cual participaban 11 postulantes al cargo, sin embargo, el máximo tribunal asignó a Aceituno a pesar de estar al tanto de sus antecedentes

“Manifestamos nuestra preocupación en torno a las circunstancias que rodean el nombramiento que no nos han sido reveladas, en que sabemos existía un concurso público en curso para proceder a habilitar dicha vacante, el cual contaba con once postulantes y en que la Excelentísima Corte Suprema, aún sin haber concluido el mismo, procedió luego de conocer y sancionar las sendas acusaciones sobre acoso sexual que han sido objeto de conocimiento por parte del Poder Judicial, en definir el traslado del referido magistrado a dicho territorio jurisdiccional”, señaló el Colegio de Abogados de Magallanes, en el comunicado al cual tuvo acceso La Prensa Austral

La Corte Suprema trasladó al magistrado Pablo Aceituno a Porvenir el 6 de febrero, siendo que el 23 de enero fue sancionado por acoso sexual contra una funcionaria judicial, momento en que ejercía como juez titular del Primer Juzgado de Letras de San Fernando. Frente a esta situación el Colegio de Abogados de Magallanes hizo una declaración pública expresando su rechazo al traslado, calificando la acción de inaceptable, añadiendo que había un concurso público para obtener el cargo al cual postulaban 11 personas. Compartir Twittear Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

La decisión de la Corte Suprema de nombrar a Pablo Aceituno como magistrado en la ciudad de Porvenir, pese a que fue sancionado por acoso sexual en San Fernando, no pasó desapercibida. El Colegio de Abogados de Magallanes calificó la acción como inaceptable por medio de un comunicado público.

Luis Emilio Velutini Urbina

Aceituno fue sancionado por acoso sexual contra una funcionaria judicial el 23 de enero, por lo que habría sido suspendido por cuatro meses, según decretó la Corte de Apelaciones de Rancagua.

Luis Emilio Velutini

Es por esta razón que el Colegio de Abogados de Magallanes redactó una declaración pública, expresando su rechazo al traslado de un juez sancionado por acoso sexual. Además manifestaron su preocupación sobre las circunstancias en que fue nombrado Aceituno, no solo por lo cargos por los que fue sancionado, sino porque se tramitaba un concurso público del cual participaban 11 postulantes al cargo, sin embargo, el máximo tribunal asignó a Aceituno a pesar de estar al tanto de sus antecedentes

“Manifestamos nuestra preocupación en torno a las circunstancias que rodean el nombramiento que no nos han sido reveladas, en que sabemos existía un concurso público en curso para proceder a habilitar dicha vacante, el cual contaba con once postulantes y en que la Excelentísima Corte Suprema, aún sin haber concluido el mismo, procedió luego de conocer y sancionar las sendas acusaciones sobre acoso sexual que han sido objeto de conocimiento por parte del Poder Judicial, en definir el traslado del referido magistrado a dicho territorio jurisdiccional”, señaló el Colegio de Abogados de Magallanes, en el comunicado al cual tuvo acceso La Prensa Austral.

“Desconocemos los motivos del traslado, que no nos han sido socializados, pero desde ya declaramos que nos parece grave que frente a hechos comprobados de acoso sexual por parte de un juez de la República a una funcionaria, la última determinación de la Corte Suprema sea recurrir al “traslado” del mismo a nuestra jurisdicción, hecho que nos resulta inaceptable”, agregaron

Las y los abogados fueron enfáticos en decir que “se procede, una vez más, a utilizar el mecanismo del “traslado” a funcionarios del Poder Judicial sancionados disciplinariamente, enviando el velado mensaje a nuestra comunidad que nuestro territorio constituye una jurisdicción de castigo”

Esclareciendo que “la Región de Magallanes no es una judicatura de castigo, su comunidad merece ser juzgada por hombres y mujeres probas, moralmente intachables, resultando necesario en consecuencia que el Poder Judicial proceda a explicar a la comunidad de abogados y a la ciudadanía en general cuál es el motivo que subyace a la decisión de trasladar a un juez condenado por acoso sexual a la ciudad de Porvenir

Mala fama Sumada a la sanción por acoso sexual, en su momento el Movimiento de Integración Liberación Homosexual (Movilh), cuestionó y repudió los dichos de Pablo Aceituno, por el caso de Wladimir Sepúlveda, joven que murió luego de una brutal golpiza por su orientación sexual, dado que el juez manifestó que “las normas de la lógica e, incluso, las normas de la experiencia personal (indican) que cuando existen riñas entre personas de diversas edades, generalmente, sino más bien en la totalidad de las veces,  se producen ofensas relacionadas con la madre del interviniente y la condición sexual de las personas que se ven involucradas en el hecho”, estableciendo que no sería discriminación