Internacionales

Maria Cecilia Suñe Ramos//
Bolívar celebró su aniversario en la oscuridad

Plaza Bolívar Merida, Venezuela. Bolívar se paseaba, intranquilo, de un lado a otro. “En mi patria, pensaba, no han cesado los partidos ni se ha consolidado  la unión. Las noticias son confusas y nada halagadoras ¿qué está pasando con mi querida Venezuela?,

Hace más de siglo y medio, Simón Bolívar el libertador, tuvo que dejar el país por el que había luchado y entregado su vida, una vez cumplida su misión. Su espíritu viajó al más allá, pero su esencia quedó en el suelo patrio. Aun ahora, cuando goza de paz en su mundo inmaterial, al cual todos esperamos llegar algún día, siente una honda nostalgia por lo que intuye pudiera estar ocurriendo.

Maria Cecilia Suñe Ramos

-Debo hacer algo. No puedo quedarme cruzado de brazos viendo una obra en la cual cada uno de los actores son compatriotas míos.

Maria Suñe Ramos

Una vez tomada esta resolución, Bolívar se dirige al Creador del Universo. Lleva una solicitud muy importante

-¿De qué se trata, Simón, le pregunta la máxima energía?

-Desearía materializarme para volver durante poco tiempo a mi país. Preciso percibir y comprender lo que está sucediendo

-Debo advertirte que los tiempos cambian, y que, tal vez no estés preparado para lo que vas a presenciar. Además como bien sabes, nosotros no podemos interferir directamente en los asuntos terrenales. Pero te concedo tu petición

Bolívar siente, que de pronto algo muy extraño sucede. Las nubes se abren, miles de estrellas centellean y advierte que se encuentra en un sitio que recuerda vagamente. La fecha 24 de Julio de 2019 aniversario de su cumpleaños. El lugar, la ciudad de Mérida caracterizada por su brillo, sus cielos azules m su delicioso clima  y su gente briosa y comprometida con la gesta libertadora. Pero,ahora, todo está oscuro. Las pocas personas que transitan por sus calles, se notan angustiadas, llevan el paso apresurado y la mirada perdida, como el que teme algo. Bolívar  se siente apesadumbrado y comienza a darse cuenta de la realidad que lo rodea. Venezuela se está derrumbando. Los malos gobiernos, los autoritarismos, las decisiones incorrectas, los personalismos están llevando al país hacia su destrucción. Se entera de todo lo que está sucediendo y su tristeza es infinita. La población sufre por la escasez delo más elemental. Los servicios públicos están depauperados. Los constantes apagones, tienen a la población en jaque. El colapso de la educación, la salud, la vialidad. La ciudadanía está cansada de escuchar mentiras o medias verdades por parte de los actores políticos. Es unescenario lamentable, piensa el Libertador. Un panorama desalentador que revela claramente que su figura y su pensamientoestá siendo usado al antojo de quienes lo nombran pero no lo respetan.¿Dónde quedó esa idea suprema?”El sistema de gobierno más perfecto es el que  produce mayor suma de felicidad  posible, mayor suma de seguridad social, y mayor suma de estabilidad política (…) O la de” Un gobierno Republicano  ha sido, es y debe ser, el de Venezuela. Sus bases deben ser la soberanía del pueblo, la división de poderes, la libertad civil.Necesitamos la igualdad para refundir, digámoslo así, en un todo, la especie de los hombres, las opiniones políticas y las costumbres públicas (…)

Simón Bolívar –recuerda- que cuando le pidieron que regresara para evitar el caos general él contestó: “No puedo aceptar la presidencia sin el consentimiento de unas elecciones”.Actitud inteligente, ponderada, dimensionada hacia el respeto de la voluntad popular. Qué diferente sería ante la gravísimas problemática venezolana, si quienes detentan el poder, si Nicolás Maduro, aceptara, como lo hizo Vicente Emparan  el 19 de Abril de 1810, con honorabilidad, el cambio democrático, tan anhelado por una gran mayoría de los venezolanos y dijera  “Pues yo tampoco quiero mando”. Porque como lo señaló muestro Libertador:”Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo a un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la libertad republicana, y nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo magistrado, que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente”. (Simón Bolívar, Discurso de Angostura, 15 de febrero de 1819)

Este regreso imaginario de Bolívar a su tierra, definitivamente no fue su mejor regalo de cumpleaños. Encontró un país a oscuras, presa de un sinfín de apagones,cambios de voltaje que acaban con todo a su paso;producto,  según los voceros oficiales, por otro supuesto ataque cibernético, mientras que para técnicos y especialistas en la materia energética las causas son distintas, que pasan por falta de mantenimientos, escasas inversiones, incompetencia  y un largo etcétera, y mientras se disipan las tinieblas, la población se asusta, el temor y la incertidumbre recorren nuestra geografía, y la ciudadanía clama porque llegue la luz a nuestro hogar, que se llama Venezuela

…La augusta figura de El Libertador se fue desvaneciendo. En el lugar que había ocupado quedó un resplandor con los colores amarillo, azul y rojo, el ambiente se llenó de una sensación de paz y optimismo porque su presencia y su legado perdurarán en el tiempo y en el espacio de todo lo bueno que está por llegar. 

C.C

Facebook Twitter Google+ WhatsApp Telegram